Iman Mohammed

[Svenska]   [عربي]

Versiones al español: Petronella Zetterlund


Poemas de Detrás del árbol espaldas

Las sustancias cerebrales que involuntariamente embelleció lo verde:
la hortensia, el liquidámbar, el hibisco, la dalia.
Los primeros dientes de la hegemonía.


Corto pan en medio de la noche, las partículas de las estrellas distribuidas. Mis pies
inestables sobre el piso. Existimos en una bola que flota en un mar negro.


Veo prendas de ropa ondulando a lo largo de las calles, casi animadas. Me recuerdan
las noches y las miradas del pasado. Ahora muestran imágenes de casas solitarias.
Los días aun así parecen quedos, los movimientos de los pies debajo del edredón, muertos,
vivos.


El cuerpo es tejido en el acero que fue repartido en la orilla del agua en la frontera con
el pasto, en las botas unos pies tan azules.


Los niños hermosos con sus suéteres de lana
las gaviotas junto a la alberca aparentemente vacía
la desolación bajo la lluvia de la cultura popular
los niños son monumentos sobre el césped abierto.


Los niños están sentados en el piso comiendo helado, un calor obscurecido de verano
en frente del televisor. La crema escurre entre los resquicios de las manos.
Están ovillados en el sueño y la respiración es agitada. La seguridad al
observar los movimientos vivos de las barrigas.


En la casa flotante, el delirio de la fiebre hizo que la hermana brillara; los otros, inclinados sobre ella. Regar las flores se convirtió en un instinto de supervivencia. Unos días antes se había hecho una visita al parque; alrededor, arbustos frondosos.


El cabello de la hermana resplandecía junto al edificio escolar
arquitectónicamente planificada para intensificar
la posición del inquieto en el salón
algunos compañeros de clase rodearon
la carne rosada, las hileras dentro de la boca
la sangre corrió como rorschach tembloroso.


El tiempo del arenero, el tiempo de la columna vertebral extendida, bolas de nieve que se arrojan cuestas abajo, risas detrás de
la nuca, ese tiempo, buscar escondites en los vestuarios, ser señalada por los hermosos vellos de los brazos, ese tiempo, los años llevaron a la niña que gritaba hacia delante, fue un tiempo interminable.


Las camas de hermanos vibran su presencia. El cerebro se entume en la parada del autobús.



Iman Mohammed (1987) es poeta. Ha estudiado escritura creativa en Biskops-Arnö y Akademi Valand. En 2013, debutó con una contrbución en la antología de poesía joven Blå Blixt (‘Rayo azul’) y, en 2018, apareció Bakom trädet ryggar, publicado en México en 2019 con el título Detrás del árbol espaldas (Filodecaballos editores). Aureola, su más reciente libro de poemas, se publicó en 2019.

Leave a Reply